martes, 12 de agosto de 2008

Amor imposible

Un calabacín enamorado de una cebolla pidió a su amada que le hiciera un striptease, ella recatada se negaba, pero él insistía e insistía, tanto insistió que la cebolla accedió.

Pronto el calabacín se arrepintió de su insistencia, porque cuando la cebolla terminó de desnudarse no quedó de ella nada mas que un montón de telas en el suelo.
___________________________________________________________________________________________
© Alegría - 2008 (Todos los derechos reservados)

2 comentarios:

foscardo dijo...

jajaja muy buena historia. Cuantas cebollas y calabazines hay en este mundo. Ademas cuanta razón hay en este cuento: en una relación no es bueno contarselo todo, sobre todo tan rapido. Es mejor ir descubriendolo poco a poco.

Alegria dijo...

Ademas pienso que es mejor guardarse siempre uno algo para si mismo, si no creo que terminaríamos perdiendo nuestra esencia e identidad mas intima.
Jo hay que ver que profunda que me he puesto, ni yo misma me entiendo, jaja.